Fondos indexados: la mejor forma de ganar dinero en los mercados

¿Quieres invertir con éxito en bolsa y ganar mucho dinero en los mercados? Aunque no te lo creas es bastante más simple de lo que la mayoría de la gente piensa.

El sentido común, la evidencia histórica y los mejores inversores del mundo nos lo están diciendo: la mejor estrategia para ganar dinero en bolsa es comprarse TODAS las acciones que cotizan el mercado pagando muy bajas comisiones y mantener esta inversión durante décadas.

Si eres capaz de hacer esto tan simple y mantener el rumbo, que no siempre es fácil, te aseguras todo el rendimiento generado por estas empresas en forma de dividendos y crecimiento de los beneficios.

¿Cómo es posible que tú como pequeño inversor puedas poner en marcha esta estrategia? Pues es bien sencillo:  compra un fondo de inversión barato que contenga todas las empresas del mercado y no lo vendas nunca.

Por si todavía te quedaba alguna duda, este tipo de fondos se llaman fondos indexados.

Mejores fondos indexados de 2020

Fondos Indexados Vanguard

Los fondos indexados más recomendables son los fondos indexados clásicos con diversificación global de la gestora Vanguard ya que son simples de entender y son los más eficientes de todos.

¿Qué son los fondos indexados?

Un fondo indexado es aquel que invierte en todos los componentes de un determinado mercado o “índice” y está diseñado para obtener la misma rentabilidad que el mercado en el que invierte.

Por ejemplo, si queremos replicar la rentabilidad de las 500 empresas más grandes de EEUU invertiríamos en un fondo indexado al S&P 500 (el índice) que lo que hace precisamente es comprarse todas y cada una de las 500 empresas más representativas de EEUU de manera proporcional a su peso dentro del mercado.

Para hacer esto no es necesario tener un equipo de expertos analistas ya que un simple algoritmo lo puede hacer.

Por lo tanto, son fondos completamente automatizados que se caracterizan por tener comisiones mucho más bajas que el resto de los fondos al no tener un equipo gestor decidiendo dónde y cuándo invertir.

Por eso se les llama también fondos de gestión pasiva, es decir, no hay nadie al frente haciendo una gestión activa de las inversiones. Simplemente compran todos los componentes del mercado en lugar de elegir sólo algunos de ellos.

¿Cómo invertir en fondos indexados en 2021?

Si quieres saber cómo invertir en fondos indexados mira el artículo completo donde te explicamos cuáles son las mejores opciones que tienes actualmente.

Intentar batir al mercado es un juego de perdedores

Todos los beneficios que generan las empresas en forma de dividendos y aumento de los beneficios acaban trasladándose al precio de las acciones y por lo tanto a la rentabilidad del mercado.

Todos los inversores, cómo grupo, obtenemos necesariamente la rentabilidad del mercado ya que somo el propio mercado. Por lo tanto, por simple aritmética los inversores obtenemos la rentabilidad del mercado antes de costes.

“El problema es que al restar las gastos y comisiones que pagamos por acudir a los mercados financieros (comisiones de gestión, gastos de corretaje, horquillas de compra venta, comisiones de suscripción, costes de publicidad, costes operativos, etc.) los inversores en conjunto lo hacemos peor que la media del mercado con una diferencia exactamente igual a los gastos totales que pagamos.”

John C. Bogle – Fundador de Vanguard

En resumen, los inversores juntos ganamos de media la rentabilidad bruta del mercado que es alrededor de un 10% anual (¡no podemos batirnos a nosotros mismos!) Pero después de pagar a nuestros intermediarios financieros nos quedamos con la diferencia.

Por lo tanto, es inevitable que los inversores como grupo lo hagamos peor que el mercado, por eso precisamente:

“Intentar batir al mercado es un juego de perdedores.”

John C. Bogle – Fundador de Vanguard

El 90% de los fondos de gestión activa lo hacen peor que el mercado

Sí, es cierto que un pequeño porcentaje de fondos de gestión activa son capaces de batir al mercado, pero la inmensa mayoría (aproximadamente el 90%) lo hacen mucho peor, tal y como puedes observar en la imagen de más abajo.

Escoger un fondo, de entre las decenas de miles que existen, que lo haga mejor que el mercado en los próximos años es como buscar la aguja en un pajar.

Es fácil identificar los pocos fondos que lo han hecho bien los últimos años, el problema es que no hay ninguna evidencia de que lo vayan a seguir haciendo bien en el futuro.

De hecho, ocurre muy a menudo que los que lo están haciendo muy bien ahora mismo se convierten en los que lo hacen peor en años venideros. Seguir a los fondos que lo han hecho muy bien los últimos años es una estrategia perdedora.

“Elegir un buen fondo de gestión activa es más complicado de lo que piensas”

John C. Bogle – Fundador de Vanguard

Otro problema de los fondos que tienen muy buen histórico es que atraen mucho la atención de los inversores y captan cada vez más dinero. A medida que el fondo se va haciendo más grande más difícil es hacerlo mejor que la media. Ocurre muchas veces que el gestor se encuentra con mucho más dinero que ideas de dónde invertirlo.

Si vemos las estadísticas, otra cosa que llama mucho la atención es que la mayoría de los fondos que tienen un historial muy largo de batir al mercado lo han hecho durante sus primeros años de existencia, cuando eran fondos pequeños y relativamente poco conocidos, pero si vemos su rentabilidad actual ya no ocurre lo mismo.

Además, tienes que pensar que si tu horizonte temporal es de muy largo plazo ¿seguirá existiendo el fondo o el gestor con el que quieres invertir? Muchísimos fondos desaparecen, se fusionan con otros. O los gestores se van o montan otro fondo o el equipo cambia, etc.

Y aquí es donde está el gran problema: No puedes predecir con antelación qué fondos o gestores lo van a hacer mejor que la media durante los próximos años.

Por eso precisamente es mucho mejor comprárselo todo a través de un fondo indexado y obtener la media que es mejor mucho mejor que lo que obtienen el 90% de los fondos existentes.

¿Por qué la inversión en fondos indexados es la más segura?

Aunque ninguna inversión está exenta de riesgo, nosotros estamos convencidos que la inversión más segura que existe es la inversión en fondos indexados globales a largo plazo.

Para poder comprender el por qué de esta afirmación debes tener muy claro lo que significa exactamente comprar participaciones de un fondo indexado.

Cuando compras un fondo indexado global, lo que estás haciendo en realidad es invertir en todas y cada una de las empresas más grandes, más rentables y prestigiosas del mundo.

Poniendo como ejemplo un fondo indexado al S&P 500, te estás convirtiendo en accionista (es decir en dueño de una parte) de las empresas más grandes y representativas de EEUU.

Mira una pequeña muestra de algunas empresas representativas del S&P 500:

Piensa en las ENORMES VENTAJAS que tiene para un pequeño inversor convertirse en propietario de cientos o miles de empresas como estas en todo el mundo:

  • Estás diversificando enormemente en cuanto a número de empresas, número de sectores y en cuanto a diversidad de zonas geográficas en las que operan
  • No necesitas ser millonario para poder invertir en todas estas empresas
  • No tienes que preocuparte de si un país, un sector de la economía o una empresa va mal
  • Tampoco tienes el riesgo de equivocarte eligiendo un determinado gestor o “experto” que decida tus inversiones por ti
  • Millones de empleados, y entre ellos algunas de las mentes más brillantes del planeta, se levantan todas las mañanas a trabajar ¡para que tú ganes dinero!
  • La parte proporcional de todos los beneficios que generen estas empresas son para ti como propietario que eres de una parte de todos y cada uno de estos negocios
  • Podría quebrar alguna de estas empresas y desaparecer, pero como tienes cientos te afectaría muy poco
  • Si por culpa de algún escenario postapocalíptico quebraran todas a la vez, el dinero sería el menor de tus problemas porque el banco donde lo guardes o el país donde vivas habrán quebrado mucho antes
  • Ten cuenta que la calificación crediticia de empresas como Microsoft o Johnson & Johnson es superior a la de la propia Reserva Federal de los Estados Unidos. Es decir, según las principales agencias de rating del mundo es mucho más seguro prestar dinero a estas empresas que guardarlo en la Reserva Federal. No digamos ya si lo comparamos con nuestro banco habitual o el propio estado español
  • Lo único que te puede afectar es la volatilidad y el riesgo de una recesión global pero el remedio para eso es invertir en el largo plazo
  • El mundo crece, la tecnología avanza, la productividad aumenta y eso hace que las empresas sigan creciendo y ganando más dinero en el futuro. Dinero que te pertenece a ti al convertirte en dueño de una parte de estos negocios

¿Todavía crees que tu dinero está más seguro en la cuenta de tu entidad financiera habitual que invertido en las mejores y más grandes empresas del mundo?

Ten en cuenta que un depósito no es más que un préstamo a una entidad bancaria que puede tener problemas. Además, el fondo de garantía de depósitos que hay en países como España (hasta 100.000€) es un espejismo ya que un estado hiperenduedado como el nuestro no podría hacer frente a esa garantía si una entidad financiera grande tuviera problemas.

¿Puedes perder dinero con un fondo indexado?

Que sea una inversión muy segura no quiere decir que esté exenta de riesgos y claro que puedes perder dinero si hay una recesión global o si te pones nervioso y vendes tus participaciones en el peor momento.

Dicho esto, si inviertes durante más de 10 años en un fondo indexado global de renta variable las posibilidades de que salga mal son muy pequeñas y no existe ni un sólo periodo superior a 20 años en el que se haya perdido dinero invirtiendo de esta forma.

Por lo tanto podemos afirmar que la inversión en fondos indexados globales de renta variable en periodos largos de tiempo es la más segura y la que mejor te protege frente a la inflación.

Mucho mejor que cualquier otro activo como la vivienda, la renta fija, el oro, etc. y desde luego mucho mejor que tener el dinero en el colchón.

Nuestro consejo: invierte en un fondo indexado de renta variable global y no lo vendas nunca.

¿Lo puedes perder todo con un fondo indexado?

Si eliges un fondo indexado global bien diversificado y con replica física es imposible que pierdas todo tu dinero salvo escenario postapocalíptico difícil de imaginar.

Piensa que si tienes un fondo que invierte en cientos de empresas en todo el mundo tendrían que quebrar todas a la vez para que tu perdieras tu dinero (incluso aunque quebraran todas a la vez seguirían teniendo un valor).

De todas formas, ante un escenario en el que quiebren las empresas más grandes del mundo a la vez te aseguro que el dinero que tengas es el menor de tus problemas.

Ventajas de los fondos indexados

Los fondos indexados globales son a la vez la manera más simple y rentable de invertir tu dinero tal y como demuestra la evidencia de últimos 45 años (desde que Vanguard creó en 1975 el primer fondo indexado de la historia).

Es la gran paradoja de la inversión en fondos, si te centras en conseguir una rentabilidad media tienes más posibilidades de hacerlo mejor que el resto de los inversores.

Las principales ventajas de los fondos indexados son:

  • Máxima diversificación y menor riesgo. Por lo tanto estos fondos evitan el riesgo de que una acción individual tenga problemas, el riesgo de sector y el riesgo de selección de gestor.
  • Bajas comisiones. Al no tener un equipo gestor son mucho más baratos que los fondos de gestión activa, además el coste de rotación de cartera es mucho menor.
  • Simplicidad. Como para hacerlo bien sólo hace falta “comprar y mantener” no es necesario estar todo el día pendiente de tus inversiones. Es más, cuanto menos tiempo le dediques mejor: compra y olvídate.
  • Mejor comportamiento como inversor. Ya hemos dicho que la mayoría de los fondos lo hacen peor que el mercado ¡pero el inversor medio lo hace todavía peor! Esto se debe principalmente a la tentación de adivinar el mejor momento para comprar o vender y la tentación de buscar los mejores fondos donde invertir. Si evitas estos 2 errores tus resultados serán mucho mejores. A diferencia de los fondos de moda del momento, que dejarán de serlo en cuanto tengan un periodo de malos resultados, un simple fondo indexado se puede mantener para siempre tanto en los buenos momentos como en los malos y no dudarás nunca del equipo gestor porque no lo tiene.

Fondos indexados vs inversión inmobiliaria

Ahora compara esto con la inversión considerada más segura por la mayoría de los españoles que es la vivienda. En general no somos conscientes de los riesgos reales que tiene la compra de una vivienda:

  • Para la mayoría de la gente se trata de una inversión de 6 cifras en la que no tienen ninguna experiencia.
  • Es una inversión concentrada en un solo activo atado a una determinada zona geográfica, sería mucho más seguro por temas de diversificación comprarse una vivienda en cada capital del mundo, pero para eso tienes que ser multimillonario (salvo que inviertas en inmuebles a través de la bolsa)
  • Te descapitalizas completamente en la mayoría de los casos lo que impide que puedas realizar inversiones alternativas o emprender nuevos proyectos
  • Se trata de una compra a crédito, con dinero que no tienes y que tendrás que devolver durante las próximas décadas
  • El estado estará encantado de sablearte a impuestos y no puedes hacer nada al respecto porque no te puedes llevar tu casa a otro lugar con mejor fiscalidad. Serás presa fácil de futuras subidas de impuestos.
  • Gastos de compra venta enormes, entre impuestos, hipoteca, notario, comisiones y contratación de productos “obligatorios” empiezas con una rentabilidad negativa del 12 o 15%
  • Gastos de mantenimiento, la vivienda se deprecia con el tiempo y entre reformas, retoques y reparaciones vas a gastar mucho dinero a lo largo de los años
  • Al ser una compra tan importante, si te equivocas a la hora de invertir puedes quedar arruinado de por vida.

¿Todavía sigues pensando que invertir en vivienda es más seguro que invertir en cientos o miles de las empresas más grandes y rentables del planeta?

Mejores roboadvisors de 2020

mejores roboadvisors

Los mejores Roboadvisors en los que puedes invertir actualmente y nuestra recomendación, te contamos lo que sólo saben los insiders.

Lo que debes saber ANTES invertir en un fondo indexado

La selección fondos de renta variable basándose en resultados pasados a largo plazo no funciona.

Tampoco sirve de referencia fijarse en los fondos que lo han hecho mejor en el pasado reciente.

Confiar en el consejo de expertos a la hora de seleccionar fondos funciona de manera muy marginal.

¿Por qué elegir buenos fondos resulta tan complicado? Pues simplemente porque la rentabilidad de los fondos va y viene sin embargo los costes son para siempre.

1. Ante la duda el mejor fondo de inversión es el más barato

Por lo tanto, si te focalizas en los fondos más baratos tienes muchas más posibilidades de acertar que si te basas en las rentabilidades históricas para hacer tu elección.

No subestimes el impacto de los gastos en tu rentabilidad ¡es mucho más grande de lo que crees!

Estos son los gastos más relevantes que pagas cuando contratas un fondo de inversión:

Comisión de gestión: normalmente un porcentaje anual sobre el patrimonio invertido, algunos fondos tienen una parte variable a éxito, es decir, pagas un extra si los resultados del fondo son buenos. Al aplicarse todos los años y sobre todo el capital es un coste que trabaja a interés compuesto en tu contra. La media en fondos de inversión de renta variable oscila entre el 1,5% y 2,5% anual. A lo largo de una vida de inversión puede tener un impacto enorme.

Comisión de suscripción: lo pagas cada vez que compras participaciones en el fondo, es un porcentaje sobre la cantidad que aportas cada vez. Tiende a diluirse en el tiempo por lo que afecta mucho menos a los inversores a largo plazo.

Coste estimado por la rotación de la cartera (turnover): El turnover es una medida del nivel de actividad (o de trading) de un fondo y representa la frecuencia con la que el gestor compra y vende el valor agregado de la cartera. Por ejemplo, un equipo gestor de un fondo con 1.000 millones de activos bajo gestión y un turnover del 100% en un año estaría haciendo operaciones de compra venta en el año por valor de 1.000 millones y esto evidentemente tiene un coste para el fondo en forma de comisiones de compra-venta,corretajes, cambios de divisa, impuestos, etc. A diferencia de otros gastos explícitos de los que sí se informa a los partícipes de un fondo de inversión los costes asociados al turnover del fondo están ocultos y no aparecen por ningún lado. Un fondo medio de renta variable puede tener unos gastos del 1% anual tan solo por este concepto.

Pues bien, no existen fondos más baratos en estos conceptos que los fondos indexados, son 15 o 20 veces más baratos y lo hacen mejor que el 90% de los fondos.

No subestimes el poder del interés compuesto ni la tiranía de los costes trabajando a interés compuesto en tu contra.

Piensa que una diferencia de rentabilidad del 3% anual por efecto de estos costes (sobre todo comisión de gestión y turnover) se traduce en decenas de miles de euros a lo largo de una vida de inversión.

Por ejemplo, 5.000€ invertidos todos los años a una rentabilidad media del 9,5% durante 30 años son 537.384,38 €.

5.000€ invertidos todos los años a una rentabilidad medial del 6,5% durante 30 años son 295.810,79 €.

Una diferencia de más de 240.000€ tan solo por efecto de los costes.

Nuestro consejo es que elijas siempre fondos de réplica física ya que ante escenarios de estrés son más seguros y no tienen riesgos de que un tercero quiebre y te quedes sin nada.

2. Invierte en fondos indexados globales

Ólvidate de los fondos que replican índices de determinados sectores o índices muy estrechos de determinados países. Puedes pensar que estas diversificando mejor pero en relidad ocurre todo lo contrario y estás aumentando el riesgo enormemente.

Nuestro consejo es que inviertas en “el mundo entero” a través de fondos indexados globales y pensando en el largo plazo. Deja el resto para los traders o inversores de corto plazo.

3. Invierte en fondos indexados de replica física

Los fondos indexados pueden replicar la rentabilidad del índice por medio de complejos productos derivados (replica sintética) o hacerlo de manera “natural” comprando físicamente todos los activos (o una muestra representativa) que forman parte del índice.

4. No inviertas en fondos indexados apalancados

La filosofía clásica de la inversión de fondos indexados es obtener la rentabilidad media del mercado en el largo plazo y de manera conservadora.

Los fondos indexados apalancados (es decir, que utilizan deuda para invertir con cantidades más grandes que la que ponen los partícipes) pueden tener resultados extraordinarios si todo va bien, pero si las cosas van mal lo puedes perder todo.

5. Dentro de cada fondo elige la clase más barata

Por si no lo sabes los fondos tienen diferentes clases con diferentes precios. El fondo y la gestión es exactamente el mismo pero son más caros o más baratos dependiendo de si eres un inversor particular, un inversor de banca privada o un inversor institucional.

La clase retail es la más cara pero la más accesible. Las clases intitucionales son las baratas pero requieren mínimos de inversión muy altos (100 millones de euros en la clase “Institutional Plus” de Vanguard, por ejemplo).

Lo bueno es que existen algunos roboadvisor que te permiten invertir en clases intitucionales sin necesidad de ser millonario. Así que si puedes, elige siempre la clase más barata.

6. Invierte en el fondos indexados con un “tracking error” bajo

Cualquier técnica que emplee el fondo indexado que no consista en comprarse físicamente todos los componentes del índice tiene un riesgo de “Tracking error” es decir, de tener una rentabilidad diferente de la del índice.

Cuanto mayor es el traking error, mayor discrepancia hay entre la rentabilidad del fondo y el índice que itenta replicar. Por ejemplo, un fondo indexado que se construya comprando físicamente todos los componentes de un índice tendrá una desviación de cero, pero por el contrario será más caro de construir y de mantener.

 Invierte siempre en fondos con replica física que tengan muy poco tranking error, ya que desviaciones muy grandes entre el dfondo y el índice son debidas a que el fondo está mal construido o a que tiene gastos operativos y comisiones elevadas. Sizable deviations indicate large inconsistencies between the return of an index fund and the benchmark.

En especial los costes altos provocan que la rentabilidad del fondo sea mucho más baja que la del índice provocando un tracking error alto.

¿Cómo comprar fondos indexados por tu cuenta en 2021?

mejores plataformas

MyInvestor y Renta4 son actualmente las mejores plataformas donde pueden invertir en fondos indexados por tu cuenta. Lee esto antes de comprar fondos indexados.

Posibles inconvenientes y críticas a los fondos indexados

  1. Las empresas “mas caras” o los sectores más calientes ponderan más en el índice:

Por lo que en teoría estamos comprando más cuanto más caro está. Imaginemos un periodo de burbuja como el de las empresas .COM en los años 2000. Si invertimos en el S&P500 en este momento estaríamos invirtiendo más cantidad en las empresas más infladas por la burbuja.

La crítica, en realidad, es que con un fondo indexado lo compramos todo en una proporción fija sin tener en cuenta el valor real de cada empresa.

A pesar de esto, que es totalmente cierto, los fondos indexados siguen haciéndolo mejor que la mayoría de los fondos de gestión activa desde hace décadas. En realidad, no es tan fácil como parece saber con antelación qué esta caro y qué esta barato.

2. No tienes control sobre lo que compras:

Si eres un inversor al que no le gusta una determinada compañía o sector por razones personales o morales y compras un fondo indexado no tiene forma de evitar comprar todo lo que esté incluido en el índice, tanto lo que te guste como lo que no.

En cambio, si tienes una cartera gestionada por un asesor personal esto no es ningún problema.

3. Es una inversión ineficiente:

Por ejemplo, si una determinada empresa sale del índice, todos los fondos indexados que lo repliquen se verán obligados a vender las acciones de esa empresa y por lo tanto el precio de la acción bajará sin haber ninguna causa fundamental o real que lo justifique.

Lo mismo exactamente, pero en sentido contrario ocurre si una nueva empresa se incorpora a un índice.

La realidad, es que estas ineficiencias son aprovechadas inmediatamente por cientos de miles de inversores.

Si esto no fuera así se podría ganar dinero de manera “fácil” y en el momento en el que alguien aprovechara esta ineficiencia la ventaja quedaría anulada.

4. Renuncias a grandes ganancias a cambio de seguridad

Como cualquier inversión que esté bien diversificada, estás renunciando a ganancias extraordinarias a cambio de no tener pérdidas extraordinarias.

No esperes ver tu dinero multiplicado por 100 o por 200 veces en una década como a los afortunados que compraron Netflix en el mejor momento. Esto nunca te pasará con un fondo indexado.

De todas formas, la rentabilidad media de un fondo indexado global de renta variable es más que suficiente para hacerlo muy bien a lo largo de una vida de inversión. Es para que te hagas rico lentamente a cambio de no empobrecerte rápidamente.

5. No todos los fondos indexados son baratos

Cuidado con esto, existen fondo indexados (o fondos de fondos) de grandes gestoras internacionales o de bancos que cobran altas comisiones. Esto no tiene ningún sentido ya que estarías pagando altas comisiones por una “no gestión” y perderías una de las principales ventajas que tienen los fondos indexados.

6. No todos los índices son iguales

No es lo mismo el índice S&P500 (500 empresas más grandes de EEUU) que el IBEX35 (35 empresas más grandes de España).

Nuestro IBEX está muy poco diversificado ya que casi todo el peso son 5 o 6 empresas de unos pocos sectores y muy ligadas a España.

Todavía peor si inviertes en un ETF apalancado inverso en obligaciones birmanas.

Como ya hemos dicho: invierte en fondos indexados globales de bajo coste y réplica física.

7. Algunos fondos indexados son complejos:

Existe cierta complejidad dentro de algunos fondos indexados que, ante escenarios de estrés, podría provocar pérdida de dinero o más volatilidad.

Esto puede afectar a algunos ETF que utilizan derivados o apalancamiento para replicar algún índice, pero desde luego no afectaría a los fondos indexados clásicos de réplica física que son muy simples y fáciles de entender en su funcionamiento.

8. La “puerta de salida” es pequeña:

En lagunos fondos indexados existe mucho dinero invertido en empresas pequeñas con poca liquidez. De manera que si intentamos vender todos a la vez en un momento de pánico en los mercados tendríamos muchos vendedores y pocos compradores y esto provocaría una enorme caída en el precio de estas empresas.

En realidad, este problema afectaría mucho más a fondos indexados o ETFs que invierten en determinados sectores. Desde luego no afectaría a los fondos indexados clásicos con diversificación global que lo que hacen es invertir principalmente en empresas grandes.

ETF vs Fondos indexados

Un ETF (Exchange Traded Fund) es un fondo indexado diseñado para poder operar con sus participaciones como si fueran acciones. Es decir, se compran y se venden en el momento como cualquier acción de cualquier empresa cotizada en bolsa.

Los gastos de gestión de un ETF son incluso ligeramente inferiores a los de los fondos indexados, aunque no siempre.

La ventaja principal de los ETF es que son mucho más accesibles que los fondos indexados tradicionales ya que prácticamente cualquier bróker los ofrece.

Por el contrario, un fondo indexado de Vanguard, por ejemplo, es mucho más complicado de contratar por los canales tradicionales y además suele tener mínimos de contratación muy altos que lo dejan fuera del alcance de la mayoría de los inversores.

Si embargo, los ETF no son adecuados para aquellas personas que aportan periódicamente pequeñas cantidades a sus inversiones ya que al funcionar como cualquier acción tienen gastos de corretaje que los hacen menos indicados para este tipo de inversores.

Otra desventaja que tienen los ETF frente a los fondos indexados tradicionales es la fiscalidad ya que no existe traspaso sin peaje fiscal para los ETF por lo que tendremos que tributar por las ganancias si cambiamos de un ETF a otro.

El principal problema de los ETF es que son instrumentos diseñados para hacer trading, market timing y selección de fondos. De manera que el inversor típico en ETF obtiene rentabilidades que poco o nada tienen que ver con la rentabilidad media del mercado.

Si los fundamentos originales de la inversión indexada son diversificación global, largo plazo y mantener la inversión, los comercializadores de ETF buscan exactamente lo contrario: operativa diaria, diversificación estrecha en determinados sectores o países o commodities, que los inversores entren y salgan de los sectores que estén más calientes o más de moda en un determinado momento, etc.

Es decir, los ETF son herramientas peligrosas para le bolsillo de los inversores porque incentivan justo lo contrario que la gestión pasiva tradicional.

En resumen, un ETF pueden ser una herramienta interesante para determinados inversores, pero SÓLO si es de diversificación global y para comprar y no vender en muchos años.